Actualidad

Trabajar y cobrar la pensión

26/08/2019

Trabajar y cobrar la pensión

Desde 2013 los autónomos pueden seguir trabajando en su actividad y compatibilizarlo con la jubilación. Es una forma de mantener un negocio con sus empleados sin necesidad de dar de baja la actividad y, a la vez, poder jubilarse y cobrar la prestación correspondiente. En este caso, se estableció que la paga sería de un 50% de lo que cobraría estando jubilado y sin trabajar.

Con la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, se consiguió que el porcentaje a cobrar fuera del 100%. Pero en julio del pasado año se incluyó un nuevo criterio para este cobro total, que hace referencia a que el asalariado contratado por el trabajador por cuenta propia debe dedicarse al mismo ámbito de actividad.

Con este nuevo criterio el autónomo societario quedaba excluido ya que la Seguridad Social no considera que este colectivo cumpla con uno de requisitos para cobrar el 100% de la pensión en los casos de jubilación activa.

Como de costumbre, la administración se inventa y aplica un criterio lo más restrictivo posible para el administrado. Para la Seguridad Social, este tipo de trabajadores por cuenta propia los equiparan a una persona jurídica que es la que consta como empresario en la actividad mercantil. Lo que hace que, aunque contraten a un trabajador, este nunca pueda ejercer la misma función como empresario.

Ha tenido que ser la justicia la que venga a poner las cosas en su sitio razonable; el Juzgado Número 3 de Oviedo ha dado la razón a un afectado manifestando en la propia sentencia que el organismo público hacía “una interpretación demasiado restrictiva” y que, además, la opción de cobrar el 100% de la prestación no estaba “expresamente excluida por la ley”.

A pesar de esto, la Administración aún no ha cambiado de criterio por lo que tocará seguir pleiteando en los tribunales para que la justicia nos dé la razón, ante esta práctica abusiva.